Páginas vistas en total

domingo, 8 de febrero de 2009

Hallan una casa en Velluters con la primera bodega completa del siglo XVII de la ciudad

las pozas. En la balsa circular sita a un nivel superior se pisaba la uva y el mosto caía por un caño a la alberca cuadrada. semar arqueología

M. Vázquez, ValenciaLa excavación del solar de la calle Triador con Torno del Hospital y Recaredo, que lleva a cabo desde antes de verano la arqueóloga Marisa Serrano, ha sacado a la luz la primera bodega completa del siglo XVII que se ha descubierto hasta ahora en la ciudad, según confirmaron en el Servicio de Investigación Arqueológica Municipal.Los trabajos arqueológicos han desenterrado cuatro habitaciones de una misma vivienda y, aunque todavía falta analizar todos los hallazgos al detalle, los materiales recuperados hasta ahora ya permiten identificar sin ningún género de dudas el destino que se les daba a los aposentos. "En dos de las salas -explica la directora del proyecto y fundadora de la empresa Semar Arqueología- se pisaba la uva y en las otras se dejaba reposar el vino y se almacenaba".En los dos primeros recintos, situados a diferentes niveles, los especialistas han encontrado sendas balsas: una circular con un desagüe que da a la otra alberca, ésta cuadrada, donde se recogían los fluidos. En la redonda -la más alta- se pisaba el agracejo y "en la inferior, instalada un metro más abajo en una especie de semisótano al que se accedía por una escalera, se recogía el mosto", dice Serrano.Junto a esta estancia había otra donde se dejaba reposar el caldo y, más arriba, otra vez a cota cero -a nivel de calle-, se encontraba la cuarta habitación, en la que se almacenaba el producto, probablemente en tinajas, aunque los arqueólogos sólo han hallado diversos fragmentos de cerámica que todavía tienen que reconstruir y estudiar. Las únicas piezas de alfarería que han encontrado los expertos son varias tinas de desagüe. Se trata de ánforas estrechas y alargadas sin culo que se insertan unas en otras hasta acabar en una poza -una auténtica fosa séptica- excavada al menos a cinco metros de profundidad, donde iban a parar las deposiciones y otras aguas menores. "La mayoría de las casas disponían de estos pozos ciegos", explica Marisa Serrano, "que situaban preferentemente en los patios".El pavimento originalAdemás de estos detalles, la vivienda en la que se ha encontrado la bodega al completo -hasta ahora sólo habían aparecido en la ciudad fragmentos de esta infraestructura- ofrece otra particularidad: poseer todavía su pavimento original, lo que favorecerá más aún la reconstrucción posterior que los arqueólogos harán de todos los materiales para recrear la vida en la Valencia del siglo XVII. La conservación del enlosado ha sido posible gracias a que los inquilinos del domicilio colmataron el subterráneo para dejarlo a ras de suelo. Posteriormente, en el siglo XIX, se volvió a destinar el recinto a bodega. Pese a la importancia del hallazgo, el silo no se mantendrá in situ. De hecho, hace unos días los arqueólogos comenzaron a desmontar la excavación para dejar el lugar expedito a los operarios que construirán un edificio en el solar.
Tomado de: http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009020800_16_553149__Valencia-Hallan-casa-Velluters-primera-bodega-completa-siglo-XVII-ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario