Páginas vistas en total

domingo, 18 de enero de 2009

Una obra en Caneliñas destapa los restos de una antigua batería militar

En la fotografía, tomada ayer, vista parcial de los restos de la estructura aparecida junto a Caneliñas
Autor de la imagen: MARCOS CREO

A. Vellón
Los trabajos que está desarrollando la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao para el acondicionamiento final de la zona turística habilitada en Caneliñas -conformada por un edificio mirador multiusos, la recuperada batería de Punta Viñas y el faro de Prioriño Chico- han sacado a la luz un yacimiento de restos de lo que, todo apunta, fue una estructura defensiva militar.
Según han confirmado fuentes oficiales del organismo presidido por Amable Dopico, el hallazgo se produjo cuando se ejecutaban las tareas para conectar las piezas mencionadas mediante senderos peatonales y la creación de una zona de aparcamiento. A raíz de la aparición de esos elementos y de su magnitud, el Puerto encargó un estudio arqueológico para conocer su importancia que, en la actualidad, todavía sigue desarrollándose. Siempre según las mismas fuentes oficiales, se ha conseguido, no obstante, establecer las primeras conclusiones.
Todo indica que se trata de la denominada batería militar de cabo Prioriño, cuya construcción data, a expensas de las conclusiones definitivas de los análisis que se están realizando, entre finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.
De su existencia ya se da cuenta, por ejemplo, en la reciente publicación Ferrol y las defensas del puerto de guerra del rey, confeccionada por los investigadores Alfredo Vigo Trasancos e Irene Mera Álvarez.
¿Cuál será su futuro? En principio, el mencionado estudio arqueológico tendrá que concluir las mejores fórmulas para su puesta en valor y recuperación. Para ello, en primer lugar, se tendrá que determinar el estado en el que se encuentran esos restos, su grado de conservación y las posibilidades de usos. La intención de la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao pasa por que puedan ser visitados por el público.
Acabaría, de este modo, con el mismo destino que ya tiene la batería de Punta Viñas, cuya reconstrucción fue finalizada con éxito en las inmediaciones del puerto exterior. Las tareas, en concreto, ya culminaron en abril del 2007 y significaron la rehabilitación de una pieza emblemática desde el punto de vista de la arquitectura militar. No se puede visitar por el momento, ya que solo se abrirá al público cuando esté acabada la nueva carretera a la dársena para evitar aglomeraciones de tráfico rodado.
El grueso de los trabajos consistió en la recolocación, junto a los nuevos muelles, de unos mil metros cuadrados de piezas pertenecientes a la estructura defensiva de la ría, datada en el siglo XVIII. Originariamente se emplazaba donde ahora se ubica la rada exterior.
La batería está protegida, ya que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1994. Por ello, fue desmontada por un equipo de arqueólogos y técnicos especializados. La iniciativa de reconstrucción recibió en el 2004 el aplauso del Ministerio de Cultura que, en concreto, destacó que se hizo «sin pérdida de su significación».

No hay comentarios:

Publicar un comentario