Páginas vistas en total

viernes, 11 de junio de 2010

Hallan entierro prehispánico en Hidalgo



Un entierro prehispánico con dos osamentas humanas, con una antigedad de 900 y mil 100 años, fue localizado a 700 metros de la Zona Arqueológica de Tula, en el estado de Hidalgo, cuando el municipio realizaba obras de conductos de agua potable.
Las osamentas humanas se encontraban junto con siete vasijas, moldes y pulidores de cerámica, las cuales podrían corresponder a entre los años 900 y 1,100 de nuestra era, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta).

El hallazgo reforzaría la hipótesis de la existencia de barrios alfareros en las periferias del centro ceremonial tolteca, donde se ubican los llamados Gigantes de Tula.

La Zona Arqueológica de Tula está ubicada aproximadamente a 85 kilómetros al norte de la ciudad de México, en el estado de Hidalgo, y junto con Teotihuacan y Tenochtitlan, fue uno de los grandes centros urbanos del Altiplano Central.

La antigua ciudad tuvo su máximo apogeo del 900 al 1000 d. C. Hacia el año 1000 fue probablemente la ciudad más grande de Mesoamérica, con una extensión de casi 16 kilómetros cuadrados.

Luis Gamboa Cabezas, responsable de las tareas de salvamento arqueológico por parte INAH-Conaculta, informó que los esqueletos de filiación tolteca fueron encontrados a poco más de un metro de profundidad.

Se encontraban en posición fetal, orientados al este, por donde sale el sol, astro que fue el principal objeto de culto de la cultura tolteca.

El arqueólogo del INAH también dijo que en el lugar se localizaron siete vasijas tipo joroba, fragmentos de cajetes, un collar de concha, moldes, machacadores, pulidores y concentraciones de cerámica quemada y retorcida.

Uno de los cráneos recuperados posee cuatro orificios, dato relevante que podría estar vinculado a prácticas prehispánicas de salud o de tipo social-cultural, indicó el especialista.

En abril de 2007 se encontraron, a unos 50 metros de este nuevo descubrimiento, 24 osamentas de niños que databan del mismo periodo histórico, algunos de esos cráneos presentaban los mismos orificios.

Con este nuevo hallazgo suman un total de ocho los individuos que presentan este tipo de mutilaciones denominadas trepanaciones (perforaciones que se hacían para aliviar padecimientos como coágulos sanguíneos o fuertes dolores de cabeza).

mzr

Tomado de: http://www.eluniversal.com.mx/notas/601066.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario