Páginas vistas en total

martes, 8 de junio de 2010

El Muja descubre dos nuevos yacimientos de pterosaurios en la costa de Villaviciosa

El equipo científico del Museo Jurásico de Asturias (Muja) descubrió esta misma semana dos nuevos yacimientos de pterosaurios -reptiles voladores- en la costa de Villaviciosa. Concretamente, uno de ellos se encuentra al Este de la playa de España (parroquia de Quintes) y el otro al Oeste de la playa de Merón (Careñes).
En los dos casos se trata de yacimientos con numerosas huellas tanto de pie como de mano de entre 3,5 y 6 centímetros de longitud. De esto se desprende que podrían corresponder a varios ejemplares que tendrían de media unos 40 centímetros de envergadura de ala. Las huellas están colocadas de forma aleatoria, sin mostrar un rastro definido, por lo que los expertos creen que corresponden a pisadas realizadas en zonas que hace 150 millones de años estaban encharcadas. «No pisaban en firme sino que apoyaban el pie de vez en cuando», aclaran.
El equipo científico que encabeza José Carlos García-Ramos pudo extraer una laja suelta de la playa de Merón que se encuentra en estos momentos en los laboratorios del museo para su investigación. En ella se han localizado exactamente cinco huellas de manos -de entre 5 y 3,5 centímetros de longitud- y cuatro de pies -de entre 6 y 3,5 centímetros-. Las huellas de los pies tienen forma triangular, con cuatro dedos separados por membranas que tienen en su extremo garras muy afiladas. Las de las manos, por su parte, están provistas de tres dedos de longitudes diferentes. Los expertos tendrán que volver al lugar para seguir buscando el resto del filón, que confían en poder encontrarlo muy cerca de donde ha aparecido este primer bloque.
Trabajos de excavación
El yacimiento de la playa de España, donde las huellas son de similares dimensiones, está completamente localizado pero requiere de labores de excavación para su extracción. El problema, explica José Carlos García-Ramos, es que hay un bloque de más de una tonelada de peso que amenaza con caer en la zona de trabajo. «Es un lugar peligroso, pero si no lo rescatamos corremos el riesgo a que la roca caiga encima del yacimiento y lo oculte», advierte.
El hallazgo de ambos yacimientos viene a ratificar la elevada presencia de estos seres en la costa asturiana donde, sumando los dos nuevos casos, se han localizado ya seis rastros de pterosaurios. El más completo, quizá, el localizado en el acantilado de Tazones, donde se han registrado huellas de hasta 18 centímetros de longitud que podrían corresponder a ejemplares de una envergadura de ala de cinco metros de punta a punta. Un tamaño que los convierte en los ejemplares de pterosaurios del Jurásico Superior de mayor tamaño conocidos hasta el momento, e indica que hubo individuos mayores de los que se conocen según el estudio realizado a nivel mundial de esqueletos fósiles.
Este yacimiento cuenta además con huellas en las que se aprecian impresiones de la piel y las membranas interdigitales de los pies, e incluso se ven marcas del pico del reptil producidas al picotear en el charco para comer. «Es muy completo y ha sido utilizado para ilustrar publicaciones especializadas», destaca García-Ramos.
Además del yacimiento de Tazones y los dos casos recientemente descubiertos, existen otros rastros de pterosaurios en el acantilado de Aranzón (parroquia de Quintueles), en los acantilados de la Punta del Olivo (parroquia de Oles) y, en el concejo de Colunga, en los acantilados del Cabo Lastres.
La mayor colección
Muchos de los vestigios han sido extraídos por el equipo de investigadores del Muja, que tiene en su haber unas 130 huellas diferentes de manos y pies de pterosaurios, siendo ésta «la mejor colección que se conoce hasta ahora en huellas de pterosaurio en un museo, por cantidad y variedad».
La importancia científica de estos hallazgos la avala Joaquín Moratalla en su último libro 'Dinosaurios, un paseo entre gigantes', en el que dedica un capítulo completo a las huellas de dinosaurio de Asturias y califica la zona «como una de las regiones más fascinantes, más significativas y más importantes de la paleontología del Mesozoico de la Península Ibérica». Sobre los yacimientos de pterosaurios destaca «el gran cúmulo de icnitas de reptiles voladores, excelentemente bien conservadas». Un campo, dice, en el que la costa asturiana «se ha revelado como el área más importante de todo el registro de la península ibérica ya que dispone de icnitas de pterosaurio muy numerosas y de una calidad extraordinaria».
Tomado de: http://www.elcomerciodigital.com/oviedo/20090306/oriente/muja-descubre-nuevos-yacimientos-20090306.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario